lunes, 28 de marzo de 2011

Hasta los ángeles caen en la realidad


En la realidad aumentada, claro. Los ángeles vuelven a caer y otra vez la marca de desodorante Linx, Axe en España, vuelve a estar detrás. Ya hablé de su acción de ángeles en graffiti, pero ahora se han superado.
Porque la acción va mucho más allá del evento de Realidad Aumentada de la estación de Londres, además está el vídeo en YouTube con un enlace a su Facebook donde con tus contactos crean un vídeo sexy y divertido donde aparecen muchas caras conocidas. Eso de utilizar las pantallas de sitios públicos para llevar la realidad aumentada a los que no tienen smartphones me parece una gran idea. ¿Hay pantallas así en los aeropuertos de España?

Gracias a Sam Fox por mostrármelo.

5 comentarios:

elena dijo...

es bien chulo y... anda que no se lo pasan bien los pasajeros. Las estaciones son buenos sitios para hacer esta publicidad, concentración de gente de paso y muchas veces con tiempo suficiente para disfrutar.

Hugo dijo...

Muy brutal esta acción... No había visto usar Realidad Aumentada tan a lo grande :-)

Inés dijo...

Sí es genial. Eso me ha dado muchas ideas. Para poder disfrutar de la realidad virtual a lo grande sólo necesitas estar en un sitio público con pantalla. Por 25 pesetas cada uno, lugares públicos con pantalla:
Estadios, discotecas, pubs, estaciones de metro ¿estaciones de tren? ¿aeropuertos? Las pantallas gigantes que montan para ver los partidos o para eventos, ferias... ¡Gané!

Inventia (Rosalía López) dijo...

Esta acción la vi y es tremenda. Ahora bien, para cuándo la versión con modelos o ángeles masculinos? eh eh?

Buen blog, te sigo :)

Inés dijo...

Muchas gracias Rosalía por seguir el blog y por hacer un comentario. Me encanta que comentéis los posts.
Así como Old Spice se dirige a las mujeres y a los hombres, Axe sólo habla a los hombres y si ves en facebook la aplicación de las ángelas estupendísimas sacando las fotos de tus amigos masculinos, se te quitará cualquier duda.
Así que nos quedamos sin ángeles masculinos. Habrá que proponérselo a... ¿a quién?
Un saludo

Publicar un comentario