jueves, 30 de septiembre de 2010

No mandes nada de lo que puedas arrepentirte luego



Yo siempre he seguido la norma de que cuando me enfado, me callo, porque luego sé que me arrepiento de los sapos y culebras que puedo soltar en ese momento. Me parece que en BBH London no han descubierto esto y menos mal porque han logrado contar una historia, de una forma divertida y demostrar lo bien que funciona su banda. ¿Quién quiere un lápiz en un móvil?

3 comentarios:

elena dijo...

muy bueno la verdad.

Ayer pusieron un programa en la 2 y salió un Barcelonés que tiene un blog en El País y que se dedica a hacer fotos de Barcelona con su móvil de cosas sencillas que normalmente no te paras a mirar. También me gustó mucho, además decía que mientras que el móvil es más rápido para captar esos momentos, que las cámaras entre que las sacas de la funda, las enciendes y dispara ese detalle efímero se esfuma.

Patri Tezanos dijo...

Me encantó :P Del amor al odio hay una foto de distancia.

Ines dijo...

La verdad es que los móviles van a acabar con las cámaras de fotos y las de vídeo. Los añadiré a mi lista del cementerio de trastos útiles. Es mucho más cómodo hacer una foto con el móvil que tienes a mano que sacar la cámara.
Patri, muy cierto. Del amor al odio al amor hay sólo unas fotos de distancia.

Publicar un comentario