lunes, 23 de julio de 2012

Marketing directo, directo


¿Recuerdas la ilusión de abrir el correo y encontrar la carta de algún amigo? ¿La alegría de recibir postales en verano y christmas en Navidad? 
¿Ahora qué recibes en el correo? Casi nada y lo poco que queda es muy poco interesante. Por eso el Marketing directo necesita reinventarse e ideas como estas que son tan personales y tan... directas... nos ayudan a ver que todavía se pueden hacer muchas cosas. 
¿Qué os parece esta acción? ¿Os gustaría saber como quedaría un Porsche en vuestro aparcamiento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario