lunes, 17 de junio de 2013

Aguatimiditis o como lograr cambiar un hábito



¿Eres valiente y te atreves a pedir agua del grifo en los restaurantes? Aunque la mayoría de las personas saben que es mucho mejor para el medioambiente y que además es más barato, en el momento crucial de pedirlo... les puede la costumbre o la aguatimiditis.

¿Cómo se pueden cambiar hábitos? Hay muchas campañas que intentan ayudarnos a adquirir hábitos más saludables, como la de Safe Internet Banking o la campaña asiática antitabaco o la de MTV  para fomentar el sexo seguro 
Lo que me ha gustado de Grifoterapia es que además de humor, añade una web con información y lo que es fundamental, un listado de establecimientos colaboradores, en los que sabemos que es aceptado pedir una jarra de agua.

¿Qué otra campaña de concienciación te ha parecido eficaz?

2 comentarios:

Héctor dijo...

Yo suelo pedir jarras de agua, me parece lo mejor y más adecuado: bebes sano, es gratis y tienes más cantidad de agua disponible si eres de comer con mucho líquido. Por otra parte la iniciativa me parece necesaria ya que el consumo de plástico para hacer botellas es inaceptable.

Inés dijo...

Estoy contigo Héctor, pedir una jarra de agua tiene todas las ventajas, es mucho mejor para el medioambiente y además es gratis. Esta campaña es necesaria para romper la barrera de la timidez, que nos hace pedir botella para evitar la mala cara del camarero. Por eso me parece que un punto muy importante es señalizar los restaurantes donde admiten que lo pidas. Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada